Portada - Locales - Locales
Declaró el exministro de Salud en la causa por coacción contra la directora del Hospital Colonia
16/06/2017 | Durante 40 minutos el exministro de Salud de la provincia, el médico ginecólogo Ariel de la Rosa, declaró ante los fiscales Gamal Taleb y Laureano Dato, quienes lo indagaron ayer en los Tribunales en el marco de la causa que investiga el delito de coacción en perjuicio de la directora de la Colonia de Salud Mental de Diamante, Noelia Trossero.


En esa causa, De la Rosa carga con dos imputaciones: coacción agravada y coacción agravada en coautoría con cinco dirigentes de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

El ahora exfuncionario presentó la renuncia al cargo de titular del Ministerio de Salud el viernes 9, cuando la Justicia hizo saber de la doble imputación: coacción agravada en perjuicio de la directora de la Colonia de Salud Mental de Diamante –a quien pretendió obligar, bajo amenaza, a volver atrás con la decisión de poner fin a una suplencia extraordinaria de una enfermera Yanina Migueles, delegada de UPCN--, según la hipótesis que manejan los fiscales.

Trossero tiene testigos del cargo que pesa sobre De la Rosa: escuchó sus exigencias por teléfono, en altavoz, frente a testigos. Pero además, el exfuncionario está imputado por el delito de coacción agravada en coautoría con cinco dirigentes de UPCN que el miércoles 7 protagonizaron un escándalo en Diamante que derivó con la detención.

 

Causa

En efecto, a De la Rosa la Fiscalía de Diamante le imputa dos hechos: coacción agravada por haber amedrentado a Trossero, en forma telefónica, comunicación que la funcionaria escuchó con el celular en altavoz en presencia de testigos, para que diera marcha atrás con una resolución que adoptó al resolver dar de baja una suplencia extraordinaria a una delegada de UPCN, la enfermera Yanina Migueles.

Eso ocurrió el martes 6. El miércoles 7, cinco dirigentes de UPCN, que fueron soporte de De la Rosa en Salud, viajaron a Diamante y presionaron a Trossero para que cumpliera la orden del exministro, que le había impuesto recontratar a la enfermera Migueles.

En medio de un escándalo, el secretario adjunto del sindicato, Fabián Monzón, quien es uno de los siete directores del Iosper, José Zarza, Guillermo Barreira, la secretaria gremial Carina Domínguez y la dirigente Zunilda Suárez provocaron una batahola en el hospital diamantino que obligó a la intervención de la Policía.

Los cinco terminaron en la cárcel, con prisión preventiva.

 

Detalles

El 1º de junio, Trossero le comunicó a Migueles la finalización del contrato de trabajo, medida que motivó una revuelta del sindicato que conduce el diputado José Allende.

En una carta que dirigió a los medios de comunicación de Diamante, Trossero hizo públicas "las graves presiones de que he sido víctima por parte de personas pertenecientes al sindicato UPCN".

"El problema se gestó ante mi decisión de dejar sin efecto el contrato como suplente extraordinaria de Migueles Yanina, enfermera cuyo desempeño no era satisfactorio, prueba de ello es que se tramitan dos expedientes ante el Ministerio, uno de ellos fue por suministrar incorrectamente la medicación a un usuario, accionar que considero un error gravísimo", explicó la directora.

El miércoles 7 un grupo de dirigentes de UPCN llegó al hospital con el objetivo de obligar a la funcionaria a dar marcha atrás, y la situación derivó en la detención de cinco gremialistas, entre ellos Monzón y Domínguez. También terminaron tras las rejas Zunilda Suárez, José Zarza y Guillermo Barreira.

Llegaron con una resolución firmada por De la Rosa en la que se disponía la reincorporación de Migueles, medida que Trossero resistió. Dijeron, según la tesis de la acusación, que iban con la orden del entonces ministro de Salud para reclamar que sea devuelta a su puesto la enfermera Migueles.

 

Negaciones y celulares

En la audiencia de ayer, el exministro negó haber coaccionado a la directora de la Colonia de Salud Mental y dijo que sólo se limitó a transmitirle la directiva de cumplir con una resolución ministerial.

Además, desacreditó el cargo de coautoría en la coacción protagonizada por los cinco dirigentes de UPCN el miércoles 7: ese día los gremialistas dijeron haber viajado a Diamante a hacer cumplir la medida dispuesta por De la Rosa de reintegrar a su puesto a la enfermera Migueles.

También negó haber encomendado tarea alguna a los dirigentes de UPCN.

Dijo que no puso el texto de la resolución en manos de la cúpula gremial para que la hiciera cumplir por parte de la directora.

Los fiscales tienen un plazo de 30 días, fijados por el juez Vergara, para concluir la investigación penal preparatoria.

Ese plazo se cumple el próximo 7 se julio. Taleb y Dato deben reunir evidencia, acumular pruebas, recibir testimonios y esperar las pericias de cuatro teléfonos celulares –que estaban en poder de los dirigentes Zarza, Domínguez y Suárez--: un primer estudio se hará hoy en Tribunales; luego, la tarea quedará a cargo de Inteligencia Criminal de la Policía.

 

Fuente: EL DIARIO
Altura del Río Paraná
5,5
arriba
Fecha: 23.06.2017
Facebook
IOSPER

Desarrollado por La Difusora - Comunicación digital | 2011
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
DIAMANTENOTICIAS mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.