Portada - Deportes - Rusia 2018
Marcos Rojo, el héroe de Argentina-Nigeria
27/06/2018 | El héroe de la noche blanca fue uno de los históricos que se perdió el partido con Croacia, volvió y marcó el gol más importante; "estamos más fuertes que nunca", dijo; el valor de su círculo íntimo.


"Estamos más fuertes que nunca", lanzó todavía en la cancha. "Ahora empieza otra copa", añadió. En el vestuario se tomó su tiempo para publicar un mensaje en las redes sociales: "Si estamos todos unidos, a este grupo no le entra una bala". El héroe de la noche blanca en San Petersburgo sabe de qué habla. Elegido por Jorge Sampaoli para el debut frente a Islandia, perdió su puesto para el encuentro con Croacia, pero fue uno de los históricos que regresaron en un partido de tensión propia de una final. La Argentina tenía que ganar para avanzar a octavos, etapa en la que ya esperaba Francia. El empate no le servía, y tenía sabor a derrota.

Pero Rojo conectó un centro lanzado por Gabriel Mercado desde la derecha y le cambió el rumbo a un guion que parecía decidido a tener su punto final. El festejo quedará como la imagen simbólica del partido: el Nº 16 cargó a su espalda a Lionel Messi, que se lanzó desesperado sobre Rojo al ver el golazo. Tras el pitazo final, Marcos se abrazó con sus compañeros en el centro del campo y se tomó su tiempo para ir a una de las plateas y juntarse con su familia y un grupo de hinchas. La retribución perfecta al cariño y el apoyo que recibió de los suyos en los momentos más difíciles. "¡Esto recién empieza!", avisó antes de volver a Bronnitsy, en un vuelo con espíritu amateur: pizza en mano, musicalizó el regreso con temas de La Nueva Luna.

Firme frente a rivales difíciles de controlar por su físico y autor del gol que puso en carrera otra vez al seleccionado, Rojo fue la figura de un triunfo que tuvo mucho de desahogo. "Les dije a Éver [Banega] y Ota [Nicolás Otamendi] que iba a hacer un gol", reveló. Por eso las risas del final, los abrazos, los gestos de complicidad. Y el recuerdo, ya minimizado, de una mano en los minutos finales que necesitó del VAR para que regresara el alma al cuerpo de los 35.000 argentinos que fueron testigos de la noche en la que Rojo definió de derecha y con el olfato y la precisión de un delantero.

 

Fuente: La Nación
Altura del Río Paraná
2,1
abajo
Fecha: 21.09.2018
Facebook
IOSPER

Prisma Digital
Desarrollado por La Difusora - Comunicación digital | 2011
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
DIAMANTENOTICIAS mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.