Portada - Locales - Locales
Condenaron a 14 años a exjefe scout por corrupción de menores en Diamante
07/10/2018 | Juan Alberto Forcher, exjefe scout del Grupo San Cipriano, de Diamante, fue condenado a 14 años de prisión al hallárselo culpable de los delitos de producción de imágenes pornográficas y promoción a la corrupción. Forcher, que estuvo al frente de los scouts entre 2005 y 2013, fue enviado de inmediato a la Unidad Penal de Paraná, con prisión preventiva hasta que el fallo adquiera firmeza.


De ese modo, la Justicia bajó la pretensión del Ministerio Público Fiscal, que había pedido una condena a 20 años de prisión. Fuentes de la Justicia consideraron que había suficientes elementos de prueba como para condenarlo, y que en la decisión de los magistrados pesaron, y mucho, el material probatorio de la Fiscalía, compuesto de videos y fotografías secuestrados en la casa de Forcher.

La fuerte condena que se le impuso fue motivo suficiente para, una vez que se conoció el adelanto de sentencia, enviarlo a la cárcel con prisión preventiva.

Nelson Schlotahuer, su abogado defensor, se mostró devastado al conocer el adelanto de sentencia condenatoria que dio a conocer este viernes el tribunal conformado por los jueces Carolina Castagno, Alejandro Cánepa y Gervasio Labriola. Aunque adelantó que apelará el fallo ante la Cámara de Casación Penal. "Sabía que iba a ser duro este juicio, pero no me esperaba este fallo", dijo el letrado.

Los fiscales Gilberto Robledo y Laureano Dato fueron de los primeros en abandonar la sala, mientras que Forcher, junto a su abogado, permaneció en la sala, antes de ser llevado por la Policía a la Unidad Penal, con prisión preventiva.

Unos pocos familiares de Forcher estuvieron presentes en la antesala, al aguardo de conocer la sentencia. Ninguna víctima ni denunciante, tampoco de sus familiares se hicieron presentes en Tribunales.

La causa fue caratulada en un principio "Forcher, Juan Alberto s/Promoción a la corrupción agravada", y se originó tras una presentación que hicieron en junio de 2015 dos jóvenes, exintegrantes del grupo scout San Cipriano, que revelaron en la Justicia una serie de hechos de abuso sexual que el Ministerio Público Fiscal consideró como promoción a la corrupción.

La causa fue elevada a juicio oral con un adelanto de pedido de condena altísimo para Forcher: 20 años de prisión. La petición fue formulada por los fiscales  Robledo y Dato.

Tras aquella primera presentación en Tribunales, los fiscales ordenaron un allanamiento a la vivienda particular de Forcher, en Diamante, de donde secuestraron material filmado por el exjefe scout –estuvo entre 2005 y 2013 en la parroquia San Cipriano-, y que mostraba a los chicos y adolescentes desnudos en compañía del dirigente en los distintos campamentos que organizaba.

El miércoles 18 de octubre de 2017 la causa fue elevada a juicio oral por el juez de Garantías de Diamante, Julián Vergara. En tanto, el 11 de noviembre de 2017, el juez Rafael Martín Cotorruelo, vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Paraná, rechazó el planteo del defensor Schlotahuer, y confirmó la resolución que ya había adoptado el juez  Vergara: elevó la causa a juicio oral.

Cuando el caso llegó a la Justicia, comenzaron a develarse una serie de situaciones hasta entonces desconocidas para la mayoría de las familias que dejaban a sus hijos al cuidado de Forcher.

Entonces, según describieron los fiscales, se empezó a correr el velo del horror: Forcher, profesor en el Colegio Santa María, jefe del Grupo Scout N° 287 San Cipriano, fue siempre un líder carismático, querido por todos. Pero lo que nadie sabía es lo que ocurría en los campamentos que organizaba con niños y adolescentes: no siempre salían a las afueras de Diamante; también los campamentos tenían lugar en pleno centro, sobre calle Belgrano, detrás de la parroquia San Cipriano, o en la casa del jefe del grupo Scout, en Urquiza al 500.

En esas reuniones campamentiles, Forcher organizaba juegos, según el detalle que elaboró el Ministerio Público Fiscal, y que sirvió de base para la acusación. Uno de esos juegos se llamaba "cortar riendas", liberar la cabeza del pene del prepucio; otra, ocuparse de la depilación de la zona pélvica, alrededor del pene; en ocasiones, someter a cada uno de los adolescentes a una rutina precisa: medir la extensión del miembro viril.

Todos esos "juegos", claro, eran con una condición sine qua non: todos los scouts debían estar completamente desnudos. A lo sumo, con ropas mínimas. Eso era así cuando jugaban al juego de la "toldería de los indios", y Forcher los hacía desnudar y sólo vestir con taparrabos.

Pero casi siempre el guiño era sacarse la ropa y quedarse desnudos: los chicos del Grupo Scout San Cipriano y también el jefe del Grupo Scout San Cipriano, Juan Carlos Forcher. Todos sin ropa. "No se preocupen, que esto no sale de acá", los convencía.

A veces los tocaba también: les tocaba la zona de los genitales a los scouts, y los filmaba.

Forcher filmó todas y cada una de las juntadas con los chicos.

Todo lo que hizo Forcher en sus años al frente del Grupo Scout de Diamante quedó prolijamente filmado: en videocasetes, en DVD, en pendrive, y archivado en su casa. Ese material, que los fiscales secuestraron de su casa, sirvió de prueba clave para la condena, informó Entre Ríos Ahora.
Altura del Río Paraná
4,82
abajo
Fecha: 11.12.2018
Facebook
IOSPER

Prisma Digital
Desarrollado por La Difusora - Comunicación digital | 2011
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
DIAMANTENOTICIAS mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.